Home

Construir una marca personal es una tarea que requiere dedicación y mucha constancia. No se puede construir una marca personal sin una idea clara de cual va ha se su posicionamiento, cual es el arquetipo que va ha defender, con el cual debe reconocerse su público y por supuesto, sin una estrategia previa bien pensada, que aporte coherencia y soporte una línea de desarrollo lógica y  precisa que nos ayude a conseguir nuestro objetivo.

Construir una marca personal requiere un esfuerzo continuo, ya que todo lo que hagamos y como lo hagamos repercutirá en la imagen que nuestra marca proyecte. Por tanto la concentración debe ser máxima para conseguir no salirnos del camino marcado, cualquier error, cuando lo que pretendemos es mantener un línea de actuación coherente con nuestra marca, que aporte siempre valor a esta, como digo cualquier error se paga muy caro, por tanto la tarea de construir una marca personal pública, necesita, se nutre de un esfuerzo continuado y pleno, en post del objetivo.

Un caso de éxito de este tipo de branding lo tenemos en la marca “Carmen Thyssen”

Dicha marca propiedad de Tita Cervera, ahora baronesa Thyseen, se fundamenta y desenvuelve en la vida pública bajo el paraguas de una marca personal ampliamente reconocida como Carmen Thyssen.

Esta marca cuenta con todos los argumentos técnicos necesarios para haber logrado convertirse en una marca personal de éxito, lo descubrimos en este ejercicio de estudio:

Vamos a iniciar este estudio resumiendo el storytelling que hay tras el avatar que personaliza a la marca:

Tita Cervera una chica, como pudiese ser cualquier española media de su edad, cuyo único punto a destacar que la hace salirse de la media es su físico, la niña guapa de una España mediocre que pretende abrirse camino en el mundo de la moda para conseguir realizar sus sueños, triunfar, obtener una mejor vida, cambiar la vida de su familia y salir de la mediocridad y el hastío de una España gris.

Podemos decir que este podría haber sido el sueño de cualquier española de clase media baja de entonces, e incluso podemos extrapolar esto mismo a hoy día.

El sueño de la chica se cumple y tras ser reconocida su belleza, logra iniciar la andadura hacia el cumplimiento de sus sueños. En el camino hacia este, se tropieza varias veces, con errores achacables a su juventud, inexperiencia y ganas por triunfar, cosa que consigue tras su enlace con el Barón Thyssen.

En este momento la chica del pueblo logra su sueño, la fabula se hace realidad, y se convierte de este modo en referencia de primer orden para toda las chicas de clase media baja de España y de parte del planeta.

Todo es posible, es la heroína del pueblo, ha conseguido triunfar saliendo de la nada.

Es aquí donde se inicia la construcción del branding personal de CARMEN Thyssen, “La Heroína” del pueblo y es bajo este arquetipo “El Héroe” donde empieza a trabajar en la consolidación de su propia marca.

¿Cuál es ese Arquetipo de “El Héroe”?

Lema: Trabajando siempre con voluntad para conseguir abrirse camino por uno mismo

Deseo básico: Demostrar la propia valía a través de actos valientes,

Objetivo: Superarse a si mismo y mejorar el mundo con sus actos

Su mayor temor: la debilidad, la vulnerabilidad, la cobardía

Su estrategia: llegar a ser el mejor, destacar sobre los demás

Su debilidad: arrogancia

Su mayor talento: la competencia, la valentía, su ánimo de trabajo y lucha incansable

CARMEN Thyssen se POSICIONA, como una luchadora que es capaza de sacar a delante a su familia y conseguir siempre sus objetivos, se hace con el apoyo de la opinión publica, es coherente con su historia y su arquetipo en todo momento para lo cual intenta consolidar su imagen de luchadora y de marca, con acciones de apoyo a otras causas de interés público, como la de encadenarse a los árboles de paseo del prado, para evitar su tala.

CARMEN Thyssen. “La marca”

Su misión:

Desmostar que de la nada se puede llega a donde uno se proponga.

Hacer ver que la lucha y el trabajo constante te llevan a obtener resultados.

Su visión:

Desmontar el mito de mujer guapa, mujer tonta.

Consolidarse como madre luchadora y ejemplar.

Generar un corriente de apoyo que hagan separar su propia marca de la de su marido para mostrar sus propios valores y obtener reconocimiento por sus propias acciones y logros.

Iniciar un camino empresarial en solitario, ayudada por la imagen de seriedad y calidad del apellido Thyssen para establecer su marca como un referente en el nuevo sector en el que se ve implícita, el arte.

Sus Valores:

La SUPERACIÓN. “Nada es imposible”

La LUCHA, “puedo llegar a donde me proponga”

La BÚSQUEDA de la excelencia

La INDEPENDENCIA

 

Hablamos de una marca  personal de éxito, que se construido con esfuerzo, trabajo, dedicación y constancia, que es coherente con su arquetipo, el cual se desarrolla apoyado en un storytelling real, muy cercano que crea un engagement brutal con su público, que desarrolla su misión de una forma perfecta.

Desde su visón inicial hasta la consecución de sus objetos, los valores de la marca se han mantenido y reforzado, consiguiendo por tanto el objetivo final de afianzar y consolidar su marca personal CARMEN THYSSEN.

La marca personal US la marca empresarial.

“MUSEO CARMEN THISSEN Málaga”, esta marca es un claro ejemplo de la a veces incompatibilidad que existe o el error que supone en aplicar de manera incoherente los valores y el recorrido de  una marca personal al desarrollo de una empresa.

El museo  CARMEN THISSEN Málaga, nace de la colección CARMEN Thyssen y desde su creación a intentado extrapolar y apoyarse en la marca personal de esta para conseguir el apoyo de sus seguidores.

Todos los elementos y factores que hemos descrito y que lograron crear la marca matriz, están muy lejos de los que el museo por su concepción vende en Málaga.

Los creadores de la marca “museo Carmen Thyssen” se han equivocado creyendo que podían venderla usando el mismo arquetipo, misión y valores que los que llevaron a Tita a construir su marca de éxito, sin tener en cuenta que la gente tienen su propia percepción de las cosas y que muchas veces, el público no piensa de nosotros lo que nosotros queremos o creemos que piensen.  Por esto hay que escuchar al público.

 

 

Museo CARMEN THISSEN. POSICIONAMIENTO DE MARCA.

Mientras carmen era la heroína de una sociedad gris y se  posicionaba como luchadora y trabajadora incansable en post de sus sueños, el museo lo hace, en un nicho de mercado elitista, el arte como inversión, no conecta con el pueblo llano que es el fiel seguidor de la marca de Tita.

Solo hay que ver el tipo de público que colmaba las calles de Málaga el día de la inauguración del Museo, totalmente fans de Carmen, de la heroína, este público nunca más ha vuelto al museo, no lo entienden, la marca no está alineada con lo que está gente espera de la Marca.

Tras la creación de esta marca, “museo Carmen Thyssen” no hay una historia que cree engagement con el público, solo una idea de negocio, que ni siquiera ha estudiado el target de su potencial cliente, visto esta su falta de visitas, cada vez más acusada.

Lo que verdaderamente recibe el público objetivo, es que detrás de la marca no hay más que un mero afán por hacer rentables las inversiones monetarias realizadas por la empresa. Se ve como una banal forma de hacer que la empresa gane dinero, machaca los valores de la marca matriz creándole incluso lesiones (no físicas) a la propia “Carmen Thyssen” entendida siempre como “marca” personal, lo que no hace más que perjudicar al propio posicionamiento de esta.

 

ARQUETYPO equivocado.

Ya decíamos que CARMEN como marca personal fue construida desde el arquetipo del Héroe, haciendo que mucha gente se viese representada en ella.

Pero el museo en si, proyecta una imagen basada en el arquetipo del gobernante.

“El Gobernante”

Lema: El poder no lo es todo, es lo único

Deseo básico: control

Objetivo: crear una familia o comunidad próspera y exitosa

Mayor temor: ser derrocado

Estrategia: el ejercicio del poder

Debilidad: ser autoritario, incapaz de delegar

Talento: la responsabilidad, el liderazgo

También se conoce como El jefe, el soberano, el aristócrata)

Arquetipo cuyos valores están totalmente en oposición con los de la marca matriz y no sólo con esta si no que están en total oposición con el arquetipo del público que podría ser el objetivo del museo, “el sabio”

 

Sabio. El que enseña el que no hace experimentar desde su experiencia.

Un arquetipo que tenga vocación de comunicar, de enseñar de crear contenido curiosidad y necesidad de saber en su interlocutor.

 

El problema surge cuando pensamos que el público nos ve como nosotros queremos que nos vean y no hacemos nada por escucharlo y por entender, como verdaderamente, nos están viendo y que valores están recibiendo y captando de nuestra marca.

Podemos hablar de los valores del museo en su desarrollo de marca y su misión, pero no hay que entrar más profundamente en el análisis para detectar que hay un desfase, un abismo entre los valores que la marca desprende y los que debería desprender para llegar al ciudadano y convertirse en una marca de éxito. En una marca que creara vocación, que creara necesidad de visitar un museo y de aprender, necesidad de degustar arte y que sobre todo acercar el arte a la gente del pueblo, formándolo de forma sencilla, sin abrumarlo, generando necesidad de consumir arte y belleza desde pequeños en las escuelas, acercándose a la Ciudadanía a su público.

CONCLUSIÓN.

Posicionamiento erróneo, basados en la búsqueda de un target equivocado, transmisión de valores negativos para el que podría ser su público objetivo y que además dañan la imagen de la marca matriz “CARMEN THISSEN”, conceptos y sistemas de comunicación erróneos basados en estos valores y arquetipo equivocados. En fin un cúmulo de errores que hacen que a día de hoy la Marca “museo carmen Thyssen Málaga” no se encuentre en vías de consolidación. Pero aún hay tiempo de rectificar, porque hacerlo es de “sabios” y todavía no está todo perdido.

Nada tienen que ver en esto gestores o administradores de este museo, hablamos siempre y solamente de imagen corporativa, de comunicación y de la importancia de tener en cuenta el branding en una estrategia de comunicación y posicionamiento de una marca ante su público potencial.

Creemos que todavía se puede trabajar en su mejora y que se está a tiempo de imprimir un giro a la marca para hacerla más cercana y conseguir seguidores.

Un cambio de posicionamiento de la marca apoyado en la elección adecuada de un arquetipo que haga que el público se vea representado y se refleje en el.

El planteamiento de una misión y unos valores más ajustados a la realidad del target que se pretende captar y fidelizar, el uso de una comunicación cercana a este, pueden hacer mucho por la marca MUSEO CARMEN TYSEEN MÁLAGA y  sobre todo por la marca MÁLAGA, a la cual también le afecta esta situación.

Sirva este ejercicio y reflexión para mostrar todo nuestro apoyo al Ayuntamiento y a la Ciudad de Málaga en su labor constante de trabajo y su afán por mejorar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s